Noticia

21 de Junio de 2017

Campamentos y enuresis no son incompatibles

Se estima que más del 5% de los niños españoles en edades comprendidas entre los 5 y 14 años, padecen enuresis.

Con la llegada del buen tiempo y las vacaciones estivales los niños comienzan a desarrollar actividades que implican, en muchos casos, dormir fuera de casa; campamentos, colonias, excursiones, fines de semana en casa de amigos, aumentan con la llegada del verano.

No participación en actividades propias de su edad como campamentos o colonias, aislamiento y retraimiento social, baja autoestima, vergüenza, bajo rendimiento escolar, pesadillas, ansiedad, inseguridad o malestar, entre otras, son consecuencias para los niños que hablan de este problema como uno de los acontecimientos más penosos y traumáticos de su vida.

Los niños, en muchos casos evitan acudir a campamentos por la vergüenza que provoca en ellos que se conozca su problema que, además, no le permite relacionarse con otros niños de su edad de manera normal.

Para los niños que sufren enuresis nocturna, pérdida involuntaria de orina durante el sueño, se puede convertir en un problema con importantes consecuencias, por eso es muy importante que los padres recurran al pediatra o el urólogo infantil para diagnosticar correctamente el trastorno, tratarlo y darle solución.

A partir de los 5/6 años, indican los especialistas, los niños están preparados fisiológicamente para controlar las pérdidas de orina por lo que, si siguen mojando la cama por las noches, el problema debe consultarse y tratarse. Además, debe descartarse que sea síntoma de enfermedades más graves.

Los padres, tras consultar con su médico, deben animar a los niños a hacer frente a su trastorno. volver

Remodal


Cancelar Aceptar

Remodal


Entendido