Noticia

2 de Noviembre de 2016

El 22% de los niños enuréticos se consideran enfermos

Según la encuesta de alcance nacional realizada por el Instituto de investigación Core Research entre 1.665 padres de niños entre 5 y 12 años, el 22% de los niños que sufren enuresis nocturna, se sienten enfermos. Se considera que un niño padece enuresis nocturna cuando, a partir de los 5 años siguen mojando la cama durante el sueño de forma involuntaria, al menos dos veces por semana.

Los especialistas aseguran que a partir de los 5 años de edad cualquier niño está preparado fisiológicamente para controlar esfínteres y no tiene porqué mojar la cama por las noches. La realidad es que entre el 7 y el 10% de los niños entre 5 y 12 años padecen este trastorno y aunque la prevalencia disminuye con la edad, hasta un 10% de los enuréticos seguirán padeciendo este trastorno de por vida si no son diagnosticados y tratados en la infancia. Por ello, si un niño sigue mojando la cama a los 5 años, es preciso buscar consejo médico en el pediatra o en el urólogo para descartar posibles patologías más graves.

El cuerpo humano produce orina de forma continuada y en una proporción del 70% durante el día y del 30% durante la noche. La producción de orina está regulada por una hormona que se sintetiza en el cerebro. Los niños con enuresis sufren un trastorno que provoca que la producción de orina por la noche no disminuya, la vejiga se llene durante el sueño y se produzcan pérdidas.

Las consecuencias para los niños con enuresis son importantes, desde bajo rendimiento escolar hasta padecer un sueño interrumpido y de mala calidad que puede empeorar su rendimiento escolar y puede llevarles a evitar actividades propias de su edad porque no quieren que se conozca su problema. Como arrojan los resultados de la encuesta, un 22% de estos niños pueden llegar a considerarse enfermos, algo que, de ser tratados adecuadamente por un médico, se podría evitar y podrían realizar una vida normal sin ningún tipo de limitación.

La sociedad debe considerar la enuresis como un problema de salud con importantes implicaciones en la vida diaria del niño, hablando abiertamente del problema y poniendo a los afectados en las manos profesionales de su pediatra que será el que indique el tratamiento más adecuado.

 

volver

Remodal


Cancelar Aceptar

Remodal


Entendido