Noticia

29 de Septiembre de 2017

El colegio también puede ayudar a controlar los casos de enuresis

Comienza el colegio, los niños vuelven a la rutina y, en ocasiones, vuelven los escapes nocturnos.

Los padres no deben preocuparse en exceso porque esta recaída puede estar ligada a la producción de hormona antidiurética por la noche y ésta, a su vez, tiene relación con la melatonina y la luz solar.

Aun así se debe prestar especial atención al hecho de que el niño vuelve a mojar la cama y a su descanso nocturno que afectará, de manera directa, al estado y rendimiento del niño en el colegio. Si el niño ha mojado la cama por la noche será conveniente avisar en el colegio.

Además es conveniente advertir a los educadores del problema; los profesores al pasar tantas horas diarias con el niño y sus compañeros, podrán ayudar a los padres, en la medida de lo posible, vigilando el estado de ánimo del niño, evitando que los compañeros sean conscientes de su problema y las consecuentes burlas, y podrán ayudar a dar normalidad a la situación para que el niño no se sienta culpable, se retraiga y sufra.

Ellos serán también quienes puedan alertarnos ante posibles escapes durante el día.

Pediatra, educadores y padres, actuando en equipo, podrán atender mejor al niño, hacer frente a su problema y resolverlo de la mejor manera posible.

Por eso es muy importante que, ante cualquier escape, se consulte con el médico pues él es la persona mejor capacitada para indicar como actuar en cualquiera de los ámbitos de la vida de nuestro hijo.

volver

Remodal


Cancelar Aceptar

Remodal


Entendido