Noticia

11 de Septiembre de 2017

La enuresis nocturna acompaña, en muchos casos, a trastornos más graves

La enuresis nocturna, pérdida involuntaria de orina durante las horas de sueño, es un trastorno que sufren más del 5% de los niños entre 5 y 14 años, puede presentarse solo pero, en muchos casos, acompaña a enfermedades más graves, que no se han manifestado abiertamente todavía. Este es el motivo por el que los profesionales insisten en la importancia de acudir al médico en cuanto se manifiestan los primeros síntomas - niños mayores de 5/6 años que presentan más de dos episodios de escapes nocturnos - para que el pediatra pueda descartarlas.

Algunas de las enfermedades que frecuentemente van acompañadas de enuresis son la diabetes, infecciones o malformaciones del aparato urinario, infecciones de orina, o el conocido TDAH; se sabe que estos niños tienen casi un 2,7 más de probabilidades de padecer enuresis que el resto de la población infantil.

Aunque la enuresis es vista aún por muchas familias como un tema tabú, la importancia de detectarla a tiempo no solo hará que el niño supere su timidez, su baja autoestima, su bajo rendimiento escolar, su imposibilidad de realizar actividades propias de su edad como dormir en casa de amiguitos o acudir a campamentos, también podría hacer que se detecten precozmente otras enfermedades más graves que han debutado con enuresis como uno de sus síntomas y puedan ser tratadas desde sus comienzos.

Ante la menor sospecha es conveniente llevar al niño al pediatra y pedirle que realice un estudio del niño.

volver

Remodal


Cancelar Aceptar

Remodal


Entendido