Noticia

30 de Mayo de 2016

Campamentos, excursiones, o dormir fuera de casa un calvario para los niños enuréticos y sus padres

La enuresis nocturna, mojar la cama durante el sueño, afecta alrededor del 10% de niños de entre 5 y 10 años. A pesar de ello, sólo 2 de cada 10 niños con enuresis son valorados y tratados por el especialista.

Los enuréticos sufren las consecuencias durante todo el año, pero es en el verano cuando niños y padres lo padecen de manera especial; campamentos, colonias o  excursiones, se hacen  imposibles para el 17,2% de los niños con enuresis (según datos de encuesta nacional),  por la vergüenza de hacer público el problema. La limitación de los niños enuréticos a la hora de acudir a un campamento llega hasta el punto de no dormir durante la noche para no orinarse.

Retraimiento social, baja autoestima, vergüenza, bajo rendimiento escolar, pesadillas, ansiedad, inseguridad, interrupción del sueño, aislamiento, etc., son solo alguna de las consecuencias.

Si pasados los 5/6 años el niño sigue mojando la cama, los padres deben recurrir al pediatra o al urólogo infantil para solucionar el problema, dado que este trastorno tiene tratamiento. Aunque la prevalencia disminuye  con la edad, los episodios enuréticos aumentan en gravedad y frecuencia con mayor edad, por lo que el abordaje y tratamiento de este trastorno debe ser temprano.

Restar importancia al problema, por vergüenza o desinformación, impide el diagnóstico y el tratamiento por parte del experto, ya sea conductual o farmacológico, y conlleva importantes consecuencias en la vida del niño y la familia. La enuresis, además, puede ser síntoma de patologías más graves: diabetes, infecciones o malformaciones del aparato urinario, infecciones de orina, etc.

La Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y de AP (SEPEAP) tiene una sencilla y práctica "Guía de manejo y diagnóstico terapéutico de la Enuresis Infantil" con las claves para el abordaje del problema.

 

volver

Remodal


Cancelar Aceptar

Remodal


Entendido