Noticia

20 de Julio de 2017

Solo el 10% de los casos de enuresis nocturna se deben a causas psicológicas, el 90% restante son fisiológicos

Aunque existen diferentes teorías que aseguran que la enuresis nocturna,  pérdida involuntaria de orina durante el sueño, se debe en la gran mayoría de los casos a trastornos psicológicos, lo cierto es que los expertos aseguran que éste sería tan solo el 10% de los casos y que el restante 90% tendría su origen en problemas de tipo fisiológico.

Se estima que más del 5% de los niños españoles en edades comprendidas entre los 5 y 14 años, padecen este problema.

Cuando un niño, pasados los 5/6 años sigue mojando la cama por las noches, es el momento de que los padres recurran al pediatra o el urólogo infantil para solucionar el problema y descartar que enmascare enfermedades más graves. Según los especialistas, los niños están preparados fisiológicamente para controlar las pérdidas a partir de esa edad.

Descartados los problemas físicos como origen de la enuresis nocturna, podemos considerar que un 10% de los casos pueden deberse a situaciones estresantes en el niño como, por ejemplo, el divorcio o la separación de los padres, el fallecimiento de alguno de los progenitores, el nacimiento de un hermano y la sensación de sentirse desplazado por él, un cambio de residencia, traumas escolares, hospitalizaciones, accidentes o intervenciones quirúrgicas.

En lo que coinciden todos los profesionales sanitarios implicados en el problema es en la necesidad del abordaje y tratamiento temprano de este trastorno para evitar problemas habituales asociados al trastorno como baja autoestima, sueño poco reparador o bajo rendimiento escolar, entre otros.

volver

Remodal


Cancelar Aceptar

Remodal


Entendido